Viendo hacia la luz: Lumerat Films

Lumerat Films es una productora audiovisual mexicana. Conoce sobre su trayectoria y uno de sus miembros fundadores, Emmanuel Sandoval, estudiante de cine

Por: Rita Gutiérrez González | @AUTHORITARIAN

En más de una manera la pandemia puso a prueba el estilo de vida contemporáneo; desde nuestras prácticas laborales, hasta nuestra manera de concebir las profesiones que son “esenciales” para mantener el ritmo de nuestras vidas. Una de las industrias a las que más se ha recurrido ha sido el arte. Las artes en la forma de literatura, música, ilustraciones, series y películas nos pueden distraer o incluso traer algo de tranquilidad dentro del constante estrés que pueden causar nuestras circunstancias actuales. 

Pero como es el caso de otros sectores económicos, el tamaño y dirección del impacto de la pandemia en la producción del arte no se podía saber a ciencia cierta. Grabar contenido audiovisual, presentar obras o ballets ante un público o tener conciertos de escalas masivas ya no es posible de realizar de manera segura. En esta entrevista el centro es Emmanuel, un estudiante de último año de cine en la UDEM y miembro fundador de la casa productora Lumerat Films. Se realizó esta conversación con la finalidad de saber cómo ha experimentado estos dos años de pandemia una persona que busca desenvolverse dentro de los medios audiovisuales. 

El impacto del COVID

Dentro de la experiencia que ha tenido Emmanuel y la casa productora, el Covid-19 ha tenido un efecto difuso dentro de la industria artística. “Es una pregunta algo tricky. Creo que de primer impacto tal vez sí fue muy duro. Por lo mismo que la incertidumbre fue el principal factor, no sabías realmente cómo reaccionar. Por un lado estaba la precaución. En ese entonces se pensaba que no hacer nada por dos semanas no cambiaría el mundo. Pero pasan dos semanas y después dicen dos semanas más, eso sí congela o destruye proyectos. Si desde un inicio nos hubieran dicho que pasarían dos años y nada podría hacerse como antes claro que la reacción hubiera sido un poco distinta”, comentó Emmanuel.

“Pero por otro lado se abrieron muchas oportunidades. Mucha gente, por lo mismo que su vida se detuvo, busco otras cosas por hacer. Se comienzan a establecer varios trabajos que se hacen de manera independiente: coberturas de eventos en vivo, edición y transmisión en vivo. Más que oportunidades, son cosas que antes no se daban. Ese tipo de oportunidades en particular no digo que no existieran antes de la pandemia pero no de la manera en la que se utiliza ahora. Claro, esto lo estoy diciendo desde mi experiencia propia y con Lumerat Films”, continuó.

Formalización de Lumerat Films 

Justamente fue el flujo de nuevos proyectos que se presentó durante la pandemia y el incremento de personas buscando algún tipo de outlet creativo el que les permitió poder formalizar la casa productora: “hubo muchos de los artistas con los que trabajamos que sus carreras comenzaron justamente por eso. Tenían una necesidad creativa de querer hacer algo, ‘quiero hacer música o quiero hacer algo creativo’. Y justamente lo que acompaña la música son los medios audiovisuales. Eso fue lo que al inicio de la pandemia nos trajo muchas oportunidades ya profesionales, no como aficionados; eran contrataciones personales y es de ahí mismo que se fue formalizando la productora. Todo lo que hemos hecho formalmente como casa productora fue durante la pandemia, entonces se puede decir que la pandemia creó a la productora”.

En mayo también nieva 

Póster oficial del corto

Uno de los proyectos en los que Lumerat Films trabajó a lo largo de la pandemia y Emmanuel particularmente fungió como productor fue con el cortometraje “En mayo también nieva”, escrito y dirigido por las directoras Daniela Soria y Mar Flores, que también son integrantes del colectivo Fílmicas. El proyecto llegó a participar en el Festival de Cine Internacional Frontera Norte, Festival Internacional de Cortometraje UVAQ, el Festival Tamatán y como exhibición dentro del Festival Internacional de Cine Monterrey. El cortometraje también llegó a estar disponible en la plataforma de Filminlatino. 

Este fue de los primeros proyectos que realizaron por iniciativa personal sin estar relacionado directamente a una actividad académica. “Ese fue el primer cortometraje ‘bien’, no fue hecho como un ejercicio y no para una clase. Nadie de las cabezas de esa producción teníamos mucha experiencia.  Fue más que nada nuestras ganas, el querer hacerlo. Ese corto toma lugar en el 2012, más o menos nosotros teníamos la edad del personaje principal del corto, Santiago. 

Era una etapa muy caliente en Monterrey, de pandillas de narco y de todo. Parte de lo que le sucede a Santiago en el corto me pasó a mí. Me acuerdo de regresar de la secundaria con mi papá y ver que una avenida estaba bloqueada. Mi papá me distrajo para que no lo viera y en su momento no capté. Mucho tiempo después entendí que eran los famosos mensajes con mantas y todo, que había una persona ahí”. detalló Emmanuel.

Algo que Emmanuel busca como estudiante de cine en Monterrey es darle una oportunidad a la ciudad de brillar: “eso se lo llegué a comentar a las directoras, porque queríamos tratar el tema o más bien situarlo en Monterrey. Muchas veces hay historias que pueden ser universales, toma lugar en una ciudad pero no sabes en cuál ciudad están. Pero al menos en la situación en la que estamos, de filmación en Monterrey, pues se trata de una ciudad que puede ser famosa a nivel nacional. Pero si hablamos del tema de cultura, específicamente del tema audiovisual, pues se trata de un punto muy pequeño. En realidad la Ciudad de México se come a todos los demás lugares en términos culturales. Entonces, cuando hablamos de hacer cine en Monterrey hay una necesidad muy real de hablar de lo que está sucediendo en la ciudad” siguió. 

Mirando hacia el futuro

Detrás de escenas del rodaje de «La última muñeca»

Son estas experiencias y oportunidades nuevas las que motivan a Emmanuel y a la casa productora a seguir realizando proyectos y apostarle a más. Mencionó que “es muy satisfactorio porque […]  a final de cuentas es como ‘bueno, la gente ya nos conoce, a la siguiente tenemos que entrar a la selección, a la siguiente tenemos que aspirar a ganar el cabrito de plata’”.

Actualmente la casa productora volvió a trabajar con Daniela Soria para la realización de un cortometraje llamado “La última muñeca”, el proyecto recibió fondos del Programa de Estímulo a la Creación y Desarrollo Artístico (PECDA) región Noreste y tienen buenas expectativas. “Tenemos un 80% de probabilidad, o bueno, esperanza de llegar a ser selección oficial por dos cosas. Ese proyecto fue realizado con el incentivo del PECDA. Es un programa abierto, nosotros abrimos una carpeta de proyecto incluyendo statements del director, del fotógrafo, un presupuesto tentativo, plan de financiamiento, entre otros.

La idea del proyecto la teníamos incluso ocho meses antes de haber realizado la carpeta. Para una clase teníamos que hacer un proyecto de cortometraje ya más serio, justo en eso Daniela, que fue la que escribió el guion, estaba reflexionando sobre los quinceaños, que es algo un poco ritualístico la verdad. Nuestra intención con el proyecto no es satanizar los quinceaños, pero sí lo clasificaría como horror. Algo como “Get Out”. Nuestra idea no es que los quinceaños te den miedo, sino que se reflexione qué son y por qué los hacemos. 

Desde mi perspectiva como productor tenemos muchas cartas a favor, como tener el apoyo del PECDA. Y segundo, tuvimos mucho tallereo con realizadores muy buenos del estado. Entonces, sí tengo mucha confianza en este proyecto y es muy interesante” finalizó Emmanuel.
Para mantenerse al tanto de sus proyectos se puede encontrar sus redes sociales y métodos de contacto en: https://linktr.ee/Lumerat.Films

Comparte en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp