Tufino Ramayo y la internalización de la violencia

"Los secuestros, asesinatos y masacres se mencionan tantas veces dentro de nuestras conversaciones que hasta parecen perder su gravedad original"

Por: Rita Gutiérrez | @AUTHORITARIAN

Desde que llegué al Reino Unido la pregunta más común que me hacen al saber mi nacionalidad es: ¿acaso México es como en Narcos? Además de ser una pregunta incómoda para hacerle a una persona que acabas de conocer, también me es algo complicado el poder formular en el momento una respuesta que yo considere satisfactoria y, sobre todo honesta. Usualmente termino respondiendo que, en México sí se tiene un enorme problema de violencia, pero no es como se presenta en las series de televisión. De ahí en adelante dejo que el receptor entienda lo que quiera.

Hasta la fecha sigo sin ver ese tipo de series, pero si he terminado reflexionando sobre esa pregunta. He llegado a la conclusión de que uno de los elementos que rara vez se llega a retratar dentro de este tipo de series es simplemente cómo es que la violencia se vuelve algo cotidiano. Los secuestros, asesinatos y masacres se mencionan tantas veces dentro de nuestras conversaciones que hasta parecen perder su gravedad original. Por más que tuviera eso en claro, nunca supe ejemplificar correctamente, hasta que me encontré con un cómic que me sacó una muy honesta carcajada en medio de un Tesco a las 10 de la noche. Consta de tan solo cuatro paneles y fue compartido en Twitter por la artista @americagzzs, acompañado simplemente por «Tufino Ramayo». De alguna manera, esta serie de imágenes llega a resumir todo lo que he querido comunicar desde que llegué al Reino Unido.

Por su cuenta el error de «Tufino Ramayo» me sacó una sonrisa, pero fue la familiaridad de la situación lo que me hizo reír en voz alta y eso es lo preocupante. Yo he tenido conversaciones similares más veces de las que puedo contar y en realidad eso no es normal. Esta tira cómica que inició como algo que quería compartir con amigos terminó enviándome de bajada y sin frenos en una reflexión sobre cómo la exposición a la violencia había cambiado lo que para mí y más gente regia era “normal”. ¿Cómo es posible que encontremos familiaridad en la violencia? ¿Cómo es que los crímenes violentos llegan a percibirse como parte de lo mundano?  

Un punto importante es cómo la escala de violencia puede sobrepasar nuestra capacidad para procesar tantas tragedias a la vez. Como sociedad llegamos a tener un límite en el dolor que podemos comprender de manera completa y, por ende, con el tiempo nos llegamos a “acostumbrar” a lo que nunca debería ser normal. Se puede considerar como una exageración, pero la proporción de muertes causadas por la guerra contra el narco es comparable a las muertes en países con conflictos bélicos1.

Desde el 2018 se registran en México más de 34 mil asesinatos al año, tan solo en el 2020 se asesinaron a 35,484 personas, de las cuales 1200 eran menores de 17 años. Eso significa que todos los días del 2020, en promedio, se asesinaron a tres niños y adolescentes. Estas cifras representan apenas la punta del iceberg, ya que no se está tomando en cuenta a personas encontradas muertas de las cuales no se ha podido determinar si la razón detrás de su muerte fue asesinato; ya sea por avanzado estado de descomposición, falta de interés, entre otras causas.  

Además, no se está tomando en cuenta a todas las personas que en este mismo instante están desaparecidas en lugares recónditos, en fosas clandestinas o incluso en servicios forenses del país sin ser identificadas. Una investigación del Quinto Elemento Lab encontró que desde el inicio de la guerra contra el narco, más de 38 mil 500 cuerpos no identificados han ingresado a los servicios médicos forenses del país. México está siendo, literalmente, rebasado por sus muertos2. Ese es el tipo de circunstancias que son imposibles de traducir en pantalla chica si la intención es crear el más mínimo glamour alrededor de la imagen del narco.  

No es solo una cuestión cuantitativa, la brutalidad mostrada a lo largo de estos 15 años ha llegado a aturdir y agobiar a la sociedad civil de maneras que aún se siguen estudiando. Las tácticas de miedo y reputación de los cárteles causan un estrés emocional real en la población3. Hasta la fecha, varias amistades que crecieron en el norte de México y yo nos tensamos cada vez que vemos una bolsa de basura cerca de las carreteras y avenidas por miedo a que sea un cuerpo. El miedo de que nos desaparezcan a nosotros o a alguien que conocemos es aún una preocupación real en la mayoría de la población. Claramente, esto no es normal.

La cantidad de políticas públicas diseñadas con la intención de ayudar a que la sociedad civil sane el estrago mental que ha causado la guerra contra el narco es nula, el gobierno nos deja a nosotros como sociedad a nuestra suerte para lidiar con nuestro trauma por nuestra cuenta. Muchas veces esto resulta a nivel individual en una interiorización del miedo y trauma por mera táctica de supervivencia, como una manera de evitar que el dolor nos sobrepase.  Entre los chistes negros y el compartir terribles noticias buscamos algo de apoyo y comprensión en los que nos rodean en este infierno. También, en ocasiones tenemos a personas como las mujeres que buscan desaparecidos por todo el país, desde los desiertos del norte hasta las sierras del sur. Las integrantes de estas organizaciones, en su gran mayoría, son madres o familiares de personas desaparecidas que, motivadas por el dolor que les causó la desaparición de sus seres queridos, buscan aliviar el de otros y quizás encontrar a los que ellas han perdido.  

En fin, entre todo este dolor irremediablemente terminamos buscando algún tipo de consuelo en los otros. Es lo único que nos queda.


[1] Uppsala Conflict Data Program, https://ucdp.uu.se/country/70

[2] Tzue, Efraín, and Marcela Turati. “Un País Rebasado Por Sus Muertos.” Crisis Forense, Quinto Elemento Lab, 22 Sept. 2020, www.quintoelab.org/crisisforense/un-pais-rebasado-por-sus-muertos/ 

[3] Flores Martínez, Ivan, and Laura Helena Atuesta Becerra. La “Guerra Contra Las Drogas” Y La Salud Mental: Los Efectos  Sobre La Población General. Programa de Política de Drogas Centro de Investigación y Docencia EconómicasPrograma de Política de Drogas Centro de Investigación y Docencia Económicas, 7 Mar. 2018, www.politicadedrogas.org/PPD/documentos/20180308_093836_salud_mental_final_7_marzo.pdf

Comparte en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp