¿Sí nos escuchan?

Al ver cómo algunos políticos ignoran completamente el contexto en el que viven, incrementa el descontento de los votantes

Por: María Estefanía Sánchez Tamez

Contando los días para el esperado seis de junio, las campañas que empezaron con un tono “gris” (llegando a pasar desapercibidas algunos momentos), pero cada día se ponen más interesantes. Conforme los días pasan, los candidatos a distintos puestos se señalan una y otra vez, en lugar de ofrecer propuestas a los que finalmente tomarán la decisión, los ciudadanos. 

Hace días, dos candidatos a gubernatura ofrecieron dos proyectos de infraestructura vehicular con la finalidad de que el tráfico por las zonas pudiera disminuir. Sin embargo, al leer los comentarios pude encontrar que muchos jóvenes externaban su descontento porque los proyectos no contemplaban una visión sustentable y que, en vez de buscar el mejoramiento del transporte urbano y mejoramiento de vías ya existentes, en realidad se busca solucionar parcialmente el problema.

Otro hecho que ha causado relevancia es la actitud soberbia que mostró la candidata a Diputada del Distrito 6 del Partido Acción Nacional cuando otro candidato intentó acercarse a ella para invitarla a sumarse a un movimiento que busca generar una campaña electoral limpia de basura electoral y con perspectiva de género. 

Muchos jóvenes compartieron el vídeo en redes sociales mostrando su inconformidad al ver la soberbia y arrogancia que la candidata con la camisa en cuya espalda podía leerse el lema “Déjame Escucharte” mostró al hacerle gestos burlones con la mano y caminaba de un lado al otro tratando de evitar hablar con el equipo. 

El servicio público debe de ser, en mi opinión estrictamente personal, una de las labores más nobles que pueden existir. Servir desde una posición en la que se busca el mejoramiento de la calidad de vida de las personas que habitan cierto distrito, municipio, Estado o país debe de hacerse con una calidez y empatía que permita el avance de la comunidad en cuestión.  

Al ver cómo algunos políticos (y ahora candidatos) ignoran completamente el contexto en el que viven (ej. no residir en el distrito por el cual están candidateándose), incrementa el descontento de los votantes. ¿Cómo me va a representar alguien que no sabe cuáles son las necesidades reales del distrito/municipio? Es completamente entendible que los votantes se sientan decepcionados e inconformes con la calidad de políticos que algunas instituciones partidistas ofrecen. 

A lo largo de los años, los ciudadanos hemos aplicado ciertas técnicas al momento de votar, con la finalidad de que los partidos políticos puedan darse cuenta del hartazgo que existe en el electorado. El voto de confianza que muchos dieron al candidato independiente a gobernador en 2015 fue una muestra muy clara, el actual Gobernador ganó con el 49% de votos mientras que su rival más cercano obtuvo apenas el 24% de votos.

Un resultado histórico mostró lo que era más claro que el agua, los ciudadanos estaban insatisfechos con los partidos políticos y sus técnicas tradicionales. Pensaríamos que esto sería suficiente para que los partidos políticos pudieran, por fin, entender el mensaje que la ciudadanía había tratado de decirles y que habían estado ignorando completamente. 

En 2018, al ver que no hubo los resultados esperados a nivel local ni federal, los votantes de Nuevo León no votaron por el candidato independiente a la presidencia; y a nivel local, MORENA logró ser la primera minoría en el Congreso del Estado (aunque después hubo cambios de integrantes a otras bancadas), algo que no se pensaba que lograría verse en el Congreso de Nuevo León. 

Por primera vez, el Partido Revolucionario Institucional solamente llegó al Congreso con seis diputados; y solamente dos de estos habían llegado por mayoría relativa. 

Era la oportunidad ideal para que el Partido Revolucionario Institucional trabajara en materia legislativa para que los ciudadanos vieran que el partido había entendido el mensaje. También era la oportunidad ideal para que MORENA pudiera afianzar más votantes para los siguientes procesos electorales. Sin embargo, volvió a suceder lo mismo. 

El Congreso Local brilló por su ausencia estos tres años, al ser clasificado como la “Legislatura de los Exhortos”, el Congreso Local ignoró la paridad total. En una semana algunos diputados se cambiaron a distintas bancadas, se designaron tres Magistrados con afiliación partidista en el Tribunal Superior del Estado y pensaron que era buena idea aprobar el PIN Parental; aunque, tristemente, esto fue lo único relevante que sucedió en los últimos tres años. 

Después de eso, solamente ocurrieron demasiados exhortos a distintas dependencias, vacaciones y ahora ausencia de muchos que buscan la reelección o están en algún proyecto a la gubernatura. 

¿Esto es lo que Nuevo León merece? No han sido suficientes llamadas de atención las que la ciudadanía les ha hecho en los distintos procesos electorales. ¿Los políticos ignoran los comentarios y propuestas que los ciudadanos hacemos por medio de las redes sociales? ¿Los políticos omiten los llamados que distintas organizaciones hacen en temas fundamentales para el desarrollo económico y social del Estado? 

¿Nos escuchan? ¿O esperarán después del seis de junio? 

Comparte en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp