Olalde MX: Creativa, Productora y Auténtica 

Por: María Teresa Alcalá

Cuando tuve esta plática con Belén Olalde, la joven detrás de la cuenta de cine mexicano y producción llamada @Olalde.Mx en Instagram, la creativa regiomontana se encontraba a unas cuantas semanas de recibir su título universitario en Comunicación y Medios Digitales.

Entre graduaciones, fiestas decembrinas y vacaciones, la redacción de esta semblanza se fue posponiendo, hasta llegar al día de hoy. En ese, largo o corto –dependiendo a quien se le pregunte– periodo de tiempo, distintos planes se han llevado a cabo y producciones se han realizado, además de cambios y nuevos comienzos para la joven que es el tema central de este texto. Entre los más grandes se encuentran su mudanza a la Ciudad de México y su inicio académico en el Centro de Capacitación Cinematográfica (conocido como CCC)…pero primero, empecemos con el 2020.

Un confinamiento creativo

Con su usual mirada tranquila y reconfortante, Belén me platica al exterior de un café que lo que hoy se conoce como Olalde.Mx en Instagram tuvo sus inicios en plena pandemia, en aquellos momentos donde la tranquilidad que actualmente nos otorgan las vacunas aún no existía. Encerrada y con la cabeza a mil por hora, ella contaba con tres empleos de creación de contenido, ninguno muy de su agrado. Entre clases y pendientes laborales, Belén decidió comenzar con la producción de contenido propio y abandonar el ajeno.

“Yo ya tenía la espinita de hacer mi cuenta de cine… y le perdí el miedo a las redes sociales, a crear publicaciones, subir historias. Renuncié y me puse a trabajar en mis propios proyectos”. 

La inspiración de este proyecto surgió en parte por su contexto académico, pues Belén me explica que para sus clases había realizado varias producciones como fotografías en el metro de Monterrey y grabaciones en carretera, donde cada vez se acercaba más a aquello que la apasionaba: la producción y el cine mexicano. 

“Sentía que tenía algo que decir. Buscaba en internet algo que me dijera más de la producción, datos de cine pero enfocados a producción, que me enseñaran a producir, pero no encontraba nada. Solo veía cursos, que he tomado, pero no había información gratuita y menos enfocada a Monterrey. Entonces pensé que podría hacerlo yo, que lo haría”. 

Olalde también comparte el hecho de que siempre ha sentido una afinidad y enorme gusto por el cine mexicano. Acostumbrada al desdén de compañeros y amigos hacia este, la joven creativa se había encontrado en repetidas ocasiones defendiéndolo y queriendo mostrar que el cine mexicano es amplio y que, como toda expresión artística, tiene de lo bueno y lo malo. 

Así, al momento de crear su cuenta, sabía que ese espacio tenía que estar enfocado en la producción y en mostrar que otro tipo de cine mexicano existe, mucho más allá del comercial. A tres años de sus inicios, Belén explica que la esencia de su plataforma es la misma, pero que sin duda ella como creativa y profesional ha crecido. A la fecha, diversifica su contenido y colabora con diferentes personas, dependiendo del enfoque que tendrá su publicación. 

“Tengo nociones de guionismo y otras áreas, pero yo de lo que más sé es producción. Para mi publicación de diseño de producción invité a una amiga a colaborar, y lo mismo con mi post de guionismo. Me gusta pensar que así también creo una red de contactos”. 

Como productora, Olalde comenta que disfruta producir porque le agrada ver cómo cada pieza se va acomodando y ver el resultado. Reconoce que aunque puede a veces ser un departamento burocrático, le gusta porque es la manera en que los proyectos se realicen: “es tanto mi amor por el cine que quiero que exista, no me importa qué tengo que hacer para que exista”.

La Ruta 52: días, semanas, años de cine mexicano

Para Belén, detrás de cada post se esconden días y semanas de lecturas e investigación. Actualmente, los usuarios de internet se encuentran constantemente bombardeados con excesivos datos, contenido, infografías y demás. 

No es sorprendente el auge que ha tenido TikTok, una plataforma donde hasta marzo del 2022, solo se podía subir contenido con una duración máxima de 3 minutos. Con este panorama, publicaciones como las que se pueden encontrar en Olalde.MX no solo son útiles e interesantes, sino también necesarias.

Entre las iniciativas y proyectos más retadores pero gratificantes que la joven productora ha realizado se encuentra el de la Ruta 52, una iniciativa que en su momento proporcionó a los seguidores películas de cine mexicano semanalmente. (Actualmente, la segunda edición de este proyecto se dividió en temáticas semanales con espacios de discusión y ponencias con directores, por un pequeño costo mensual).

“Cada semana mandaba una película importante entre los años noventa y 2006. Todo se basó en un libro llamado Rutas del Cine Mexicano. La intención era darle más difusión al cine mexicano emblemático. Fue un reto, eran películas que yo no había visto, tenía que verla, resumirla, mandarla. Se me hizo bien loco, no sabía si la gente lo veía o no, si les gustaba o no”. 

A pesar de no contar necesariamente con una base de datos avanzada y específica que demostrara cuántas personas vieron realmente la película que ella semanalmente compartía, el penúltimo semestre universitario de Olalde le demostró que su Ruta sí había tenido una audiencia. Cuando se mudó a la Ciudad de México para cursar el penúltimo semestre de su carrera, compañeros de clase y personas que se encontraba en la Cineteca Nacional o en la calle se acercaban para comentar la Ruta con ella y expresar su agrado. 

Como puente entre audiencia, usuarios y aficionados de la producción y el cine, la cuenta de Olalde.Mx resulta en un espacio donde se puede aprender más sobre la industria mexicana y también la historia del cine mexicano. Entre los momentos favoritos de Belén, se encuentra su entrevista a la directora Ángeles Cruz y su invitación a ver su ópera prima, Nudo Mixteco, largometraje que se quedó con ganas de ver en pantalla grande, pues no llegó a demasiadas salas de cine. También, explica que su parte favorita de todo esto ha sido las diferentes personas que ha podido conocer a través de Instagram. Pues, para su casa productora Runeque, distintas colaboraciones se han llevado a cabo con creativos donde el primer punto de encuentro fueron los mensajes directos de la red social.

Su vivencia en línea y plataforma creativa le han enseñado a Belén la importancia de tomarse en serio los sueños, deseos y proyectos individuales de cada uno. 

“Cuando tienes algo importante para ti, algo que decir… hay gente que te va a escuchar, no sabes cuándo ni cómo pero la gente lo nota. Tarde o temprano, aunque tu no te des cuenta, alguien lo está viendo y  le será útil. Es no tenerle miedo a hacer las cosas. Sí tiene un impacto, a pequeña o mediana o gran escala, sí tiene impacto mientras tenga un buen origen y sea genuino de donde viene”.

Actualmente la regiomontana se encuentra viviendo en la Ciudad de México, donde estudia Producción en el CCC. También visita con frecuencia la Cineteca Nacional y es una ávida nadadora que disfruta mucho de pasar tiempo con su perra Canela y su familia y amigos. Además de Olalde.Mx, la joven también produce y organiza un festival llamado Insomne, dedicado a la difusión cultural y ubicado en el estado de Nuevo León. Tras solo unos cuantos meses desde su graduación y un nuevo comienzo académico, el camino por recorrer y descubrir es amplio, tanto para Olalde.Mx como para la creativa detrás de esta cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *