Mid 90’s: Cultura skate, amistad y… ¿doble moral?

Estrenado en 2018, el largometraje Mid 90’s narra la historia de Stevie, un niño de 13 años que desarrolla una amistad que le resulta contraproducente con jóvenes de preparatoria

Por: María Teresa Alcalá 

Mid 90’s es la primera película escrita y dirigida por el actor Jonah Hill, conocido por largometrajes como 22 Jump Street, The Wolf Of Wall Street y Superbad.

Como bien dice su nombre, Mid 90’s es una narrativa que sirve como oda a la época de los 90’s. La historia se desarrolla específicamente en la ciudad de Los Ángeles de 1996. Asimismo, esta película es un homenaje a la cultura de skate, pues tanto el protagonista Stevie y el resto de personajes presentados son jóvenes aficionados a las patinetas. 

Con una hora y 25 minutos de duración, la película de Jonah Hill gira en torno a Stevie, quien tiene 13 años de edad. Hermano menor de Ian y el segundo hijo de Dabney, madre soltera, Stevie es un personaje cargado de inocencia durante las primeras escenas mediante las cuales la audiencia comienza a conocerlo. 

Similarmente, al comienzo de esta historia el público conoce a un Stevie que admira a Ian, su hermano mayor, incluso cuando este resulta ser un bravucón que lo rechaza y golpea constantemente. 

Con el transcurso de la película, Stevie comienza a perder su inocencia, y a distanciarse de su mamá, además de que su admiración y respeto por Ian también desaparece. La situación que detona estos cambios en su actitud y sus acciones es el momento en el que desarrolla una amistad con un grupo de skaters, a quienes conoce en una tienda de patinetas llamada “Motor Avenue Skateshop”. Esta tienda está basada en “Hot Rod”, local de camisetas y gorras en Los Ángeles donde el director de Mid 90’s pasó mucha de su adolescencia. 

Al encontrarse con los personajes de Ray, “Fuckshit”, “Fourth Grade” y Ruben, Stevie se encuentra automáticamente fascinado por el aire de libertad y rebeldía alrededor de este grupo de amigos. Tras robar dinero del bolso de su mamá, (orillado a esto por Ian), Stevie compra una patineta de Motor Avenue Skateshop y su amistad con el grupo de skaters inicia. 

Quien resiente la integración de Stevie al grupo es Ruben, pues Ray y el resto de jóvenes automáticamente aceptan a Stevie y lo tratan como uno de ellos. En un punto de la película, es Ruben quien le asegura a Stevie que no le agradezca a nada a otros, pues decir “gracias” lo hace parecer un homosexual. 

La pérdida de respeto por la autoridad, la alienación de estos jóvenes de la sociedad, el abuso de alcohol y marihuana y días dedicados a patinar son elementos distintivos de este grupo de amigos, características que Stevie comienza a adoptar como propias. 

Aunque todas las actividades y actitudes ya mencionadas suelen ser comunes en adolescentes de preparatoria e incluso universidad, el elemento que podría perturbar a la audiencia de Mid 90’s es el hecho de que Stevie cuenta con solo 13 años de edad. El que un niño, que está por apenas convertirse en adolescente, se encuentre a sí mismo en este tipo de situaciones, podría preocupar a cualquiera.

La doble moral de Mid 90’s

No obstante, resulta cierto que las vivencias de Stevie, sin importar su edad, son la realidad de muchos niños y jóvenes a nivel mundial. Hermanos con tratos opresivos, ausencia de un rol paterno a seguir, abuso de sustancias y amistades que pueden resultar dañinas, son situaciones a las que, injustamente, muchos niños están expuestos. Lo que sin duda resulta más alarmante de la película es el encuentro entre Estee, joven interpretada por la actriz Alexa Demie (30-31), y Stevie, quien es interpretado por el actor Sunny Suljic (13). 

En una fiesta, Stevie entabla una breve conversación con Estee, quien tiene entre 16 y 17 años de edad. Al igual que el resto de los patinadores, todo parece indicar que la/os adolescentes de Mid 90’s están por cumplir los 18, además de que en un punto del largometraje se menciona que uno de ellos está en su penúltimo año de prepa.

En esta misma fiesta, Estee asegura a Stevie que él se encuentra en “esa edad antes de que los chicos se conviertan en idiotas”. 

Después de que el pequeño intercambio de palabras entre Estee y Stevie termine, el corte que separa las escenas lleva al espectador a un cuarto donde estos dos personajes tienen lo que, en mi opinión, Jonah Hill intentó presentar como un casual y consensual encuentro sexual, pero es en realidad mero abuso infantil. 

No resulta sorprendente el nerviosismo con el que Stevie actúa al estar con Estee, quien constantemente le asegura que “todo está bien”. Aunque la escena sexual entre ambos personajes no resulta excesivamente explícita, las acciones entre ellos son sugeridas y parcialmente mostradas. Para asegurarse de que no quedaran dudas, el escritor de esta historia muestra a Stevie con sus amigos en la escena siguiente, con quienes celebra, alardea y les anuncia felizmente que “Estee tomó sus dedos [los de Stevie] y los metió a su vagina”. 

Heteromasculinidad dañina y demostrarse “hombre”

Lo sucedido entre Stevie y Estee además de ser abuso infantil, incluso cuando Stevie “consintió” a ello, también resulta ser otra instancia más en la vida de este niño en la que se ve orillado ante la necesidad de probar, tanto a sí mismo y a otros, de lo que es capaz. 

A lo largo de esta historia, Stevie se ve en situaciones donde siente la necesidad de probar a otros lo valiente que es, lo audaz que es, qué tan atrevido es y lo “hombre” que es. El momento en el que Stevie cambia los pósters de su habitación, que eran de dibujos animados, a unos que muestran mujeres semidesnudas, es la prueba de que el protagonista, además de estar en constantes cambios y corrupción, busca probar a otros su masculinidad. Es esta misma heteromasculinidad excesiva y dañina la que corrompe a Stevie, aún más que su abuso de sustancias como el alcohol y la marihuana. 

De esta forma, Mid 90’s apuesta mucho y queda mal con la audiencia. El abuso infantil es parte de esta película pues, al ser una mujer de aproximadamente 18 años la que busca y logra tener un encuentro sexual con un niño de 13 años, convierte esta experencia en una de abuso sexual. La diferencia de edad aquí, la cual es drástica, automáticamente elimina cualquier posibilidad de “consensuar” lo vivido por Stevie. Hay que recordar que el que sea una mujer quien ejerce este tipo de abuso no convierte esta acción en algo consensuado, ni admirable –como suele ser percibido– ni normal.

Al mantenerse fiel a la época, Mid 90’s deja muchas situaciones mejorables. Pues, sin duda, la heteromasculinidad excesiva y tóxica está presente aún hoy en día, 25 años después del año en el que se desarrolla la historia de Stevie. Sin embargo, es imposible ignorar el hecho de que esta película tuvo su lanzamiento hace apenas tres años, lo que la convierte en una pieza actual de cine, donde situaciones como la de Estee y Stevie ya no pasan desapercibidas. 

Incluso resulta inquietante el hecho de que Sunny Suljic, quien da vida a Stevie, tuviera 11 años durante el rodaje de Mid 90’s. La edad de Alexa Demie continúa siendo un misterio, pero es innegable que hay una diferencia de al menos 15 años entre ambos talentos. Aunque lejos de la pantalla tanto Suljic como Demie estaban haciendo su trabajo, el cual es, al final del día, actuar, su dinámica dentro de la pantalla y del universo de Mid 90’s es únicamente la gota que derrama el vaso de abuso y representaciones equívocas que constituyen la película creada por Hill.  

Comparte en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp