Masacre en Reynosa

Utilizando armas de exclusivas del Ejército, un comando armado disparó al azar contra la población civil en Reynosa. El número de víctimas asciende a 23, entre ellas hay adultos mayores, familias y albañiles que hacían sus actividades cotidianas. Hasta ahora hay un detenido pero se desconocen los motivos del multihomicidio.

Por: Paulina Sánchez 

El sábado 19 de junio un comando armado disparó al azar contra un grupo de civiles inocentes en Reynosa, Tamaulipas. A bordo de tres vehículos, el grupo armado recorrió el sector habitacional en las colonias de Almaguer, Lampacitos, Unidad Obrera y Bienestar y disparó indiscriminadamente contra personas que hacían sus actividades diarias. 

De acuerdo con Animal Político, esa tarde hubo 23 víctimas. Entre ellas había “adultos mayores, obreros de la construcción y de la maquila, taxistas, un joven recolector de basura, familias, comerciantes y un enfermero”. Asesinaron a siete hombres que se encontraban dentro de un domicilio en la colonia Almaguer. Mataron a 2 hombres en la colonia Obrera, a otros 2 en la colonia Bienestar y más adelante, en la misma calle, dispararon contra una familia integrada por dos mujeres y un hombre. 

Aunque los ataques comenzaron a las 12:30 del mediodía, no fue sino hasta las 13:30 horas, una hora después del inicio del ataque, que la Secretaría de Seguridad Pública del estado de Tamaulipas dio respuesta a las distintas llamadas de auxilio, y a las 14:00 horas interceptaron al comando en las inmediaciones del Puente Pharr. Ahí los elementos estatales se enfrentaron contra dos de los sujetos armados y uno fue abatido mientras el otro fue detenido. También interceptaron un vehículo.

En ese vehículo encontraron a 2 mujeres amordazadas en la cajuela y aseguraron varias armas largas. Un hombre fue detenido por la FGR y se señaló que se trataba de Jonathan “R”. De acuerdo con la Fiscalía, Jonathan “R” será puesto a disposición de autoridades judiciales federales por habérsele encontrado un arma de uso exclusivo del Ejército.  

Así mismo la FGR informó que “se continúan las investigaciones correspondientes a estos delitos de la más alta violencia, que son consecuencia de la lucha territorial de grupos delictivos de Río Bravo, Tamaulipas, contra los cárteles que operan en Reynosa”.

El Fiscal General del estado de Tamaulipas, Irving Barrios, calificó al multihomicidio como un suceso “inédito, inaudito”. Algunos analistas se refieren a los hechos en Reynosa como un intento de grupos criminales por sembrar terror entre la población. 

¿Qué se sabe de las víctimas?

De acuerdo con Pie de Página, medios tamaulipecos registran que: Fernando Ruiz Flores de 19 años, fue una de las víctimas que murieron ese día. Era técnico en enfermería pero trabajaba como albañil en una cuadrilla de obreros para pagar sus estudios de medicina. Mientras él y otros albañiles, incluyendo a su padrastro, trabajaban ese día en una construcción, el grupo armado les disparó y le quitó la vida a él y a otros dos compañeros. 

El mismo medio también reporta que, “vecinos de la colonia Bienestar aseguraron que dos de las víctimas asesinadas dentro de una tienda de abarrotes, eran el dueño y un cliente, hombres de 55 y 24 años, respectivamente”. También se sabe que otra de las víctimas era Eduardo, un trabajador de maquila en Reynosa. 

Violencia inédita

Nunca antes los habitantes de Reynosa habían presenciado que un grupo armado con esas características disparara a sangre fría contra la población civil, contra personas no involucradas en hechos delictivos del crimen organizado. El presidente de la asociación de Justicia en Tamaulipas, Geovanni F. Barrios, afirmó en una entrevista que, estos ataques contra personas inocentes “no son daños colaterales producto de enfrentamientos entre delincuentes o con fuerzas de seguridad”.

Geovanni F. Barrios también añadió que “esto que sucedió, este tipo de delitos, se encuentran tipificados en el Estatuto de Roma como delitos de lesa humanidad, cuando un grupo delictivo ataca a la sociedad civil, y no entre ellos mismos como se venía dando. Creo que el aumento de la violencia es preocupante porque no sabemos a donde vaya a escalar”.

El hecho se inscribe en el contexto violento de Tamaulipas, una tierra que disputan distintos grupos criminales. El gobernador Francisco García Cabeza de Vaca informó en un comunicado que “existen elementos suficientes sobre la probable participación de grupos criminales vinculados a la comisión de varios delitos federales, entre ellos delincuencia organizada, que tendrían relación con agrupaciones criminales que operan en la región de Matamoros, Río Bravo y Reynosa”. 

*Con información de Animal Político, Pie de Página y Aristegui Noticias

Comparte en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp