La Hermana de Shakespeare: un espacio artístico para todxs

Paola Pavón, Susana Pérez y Salma Vázquez fundaron La Hermana de Shakespeare, colectivo artístico, con un fin en mente: visibilizar el arte regiomontano libremente.

Por: Myrel Pezina

¿Cómo nació La Hermana de Shakespeare?

En el área metropolitana de Monterrey existen varios centros culturales en los que se ofrecen talleres, conferencias, exposiciones, entre otros. El problema con ellos es que suelen estar limitados a un mismo círculo de personas. En el 2018 Paola Pavón junto con Susana Pérez y Salma Priscila Vázquez vieron que no había suficientes espacios para que los jóvenes de Monterrey pudieran expresar su arte libremente. Estas mujeres querían crear un lugar donde todo el mundo se sintiera bienvenido, y así fue como nació La Hermana de Shakespeare. Este es un evento que acoge a cualquier persona que realice arte; ya sea literatura, artes plásticas, fotografía, música y variantes. Paola Pavón nos compartió que el objetivo de este evento es que la juventud regiomontana sienta que tiene un lugar para poder mostrar su arte. 

La Hermana de Shakespeare toma lugar dos veces al año, una en mayo y la otra en octubre, siendo estos los meses en donde usualmente están terminando el semestre escolar las universidades. Hasta el momento han realizado cuatro ediciones presenciales, sin embargo, la quinta edición tuvo que ser reestructurada debido a la contingencia sanitaria actual. 

¿Cómo fue la quinta edición virtual?

La cancelación parecía la opción más probable, pero al ver que otros espacios habían migrado a lo digital, La Hermana de Shakespeare decidió no quedarse atrás. Cambiaron su contenido a la nueva modalidad a finales de mayo y así decidieron darle un formato completamente en línea, el cual tomó lugar el 31 de julio del 2020. Esto también les facilitó la adición de una nueva integrante en el equipo; localizada en Querétaro, pues se unió Pamela Ocadiz. Paola Pavón expresó que el hecho de tener a alguien de otro estado de la República las ayudó a ampliar su visión, y así pensar en La Hermana de Shakespeare como algo nacional. 

Lo que sucedió en esta edición fue similar a lo que pasa en lo presencial. Realizaron un slam de poesía en el que lxs participantes enviaban sus videos y el equipo los juntaba para posteriormente transmitirlos por Facebook. En el caso de las presentaciones musicales se les pidió que mandaran un video realizado en cuarentena, para que se sintiera fresco y plasmara la idea de quedarse en casa. Con el fin de que se sintiera más interactivo, se incluyó un jurado, el cual decidiría un primer, segundo y tercer lugar. La Hermana de Shakespeare colaboró con varios negocios locales de Monterrey, como lo es Ratita Store, para ayudarles con los problemas económicos causados por la pandemia; y además de la transmisión de los videos, hicieron una revista digital para que otras personas pudieran mandar su material fotográfico, artístico y literario.

¿Qué hay en La Hermana de Shakespeare?

Paola Pavón compartió que en la última edición presencial hubo un mercado de arte donde se podía conseguir ilustraciones, stickers, bordados y fanzines. El punto principal del evento es no negarle la entrada a quien quiera participar. Para ser parte del evento hay ciertos lineamientos que se deben seguir y también se le pide a los expositores una breve semblanza acompañada de una descripción de su proyecto. Eso con el fin de que Paola y sus compañeras puedan contar con un registro de lo que habrá en el evento. Es importante mencionar que este espacio es incluyente y completamente feminista, de esta manera la gente puede saber el tipo de temas que se presentarán para así intentar no cruzar ningún límite que pueda dañar o herir a un tercero. Además del evento semestral, durante la cuarentena lograron hacer dos talleres literarios por Zoom y también hicieron un micrófono abierto en conjunto con el Foro de Equidad de Género del Tec en octubre. 

El equipo de La Hermana de Shakespeare nunca para, en el momento en el que termina una edición, ya están pensando inmediatamente en la próxima. Siempre buscan mejorar y ven qué van a repetir o de qué prescindirán para que el evento pueda conservar su esencia. Debido al crecimiento de La Hermana de Shakespeare, cada vez necesitan más apoyo, entonces también hacen uso de staff en el que todos los ayudantes son tratados sin distinciones. Cabe destacar que entre las organizadoras no hay una jerarquía, todas hacen la misma cantidad de trabajo y planeación. 

Una de las cosas que más satisfacción le da a Paola es ver a la gente feliz, y sentirse libre de expresarse en un espacio que ella ayudó a crear. Esto se refleja en que cada vez hay más personas que muestran su material sin miedo y sin temor a ser juzgados.

Comparte en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp