Jacarandas Rebeldes: un podcast lleno de aura, magia y unión

Sofi y Bea nos comparten cómo su amistad y la pérdida del miedo logró que el podcast “Jacarandas Rebeldes” fuera un espacio seguro y de crecimiento

Imagen de: Jacarandas Rebeldes 

Por: Emilio Santillán | @emiliosan2727

Tras tiempo de ser oyente del podcast Jacarandas Rebeldes, el entusiasmo de sentarme a platicar con las creadoras (Sofi y Bea) era, en pocas palabras, inmensurable. La entrevista fue todo lo que esperaba, al platicar con ellas logré adquirir diversos aprendizajes y a la vez sentí alegría al escuchar sobre el gran proyecto que han desarrollado. Han usado su plataforma para conectarse con otras mujeres, compartir distintos puntos de vista y también han tenido nuevas experiencias, incluso de una manera digital. Ambas cuentan con un gran espíritu y tienen una energía trascendente, la cual es necesaria al momento de combatir un problema y desarrollar tus sueños.

A continuación descubre cómo están haciendo los suyos realidad.

¿Cómo se conocieron ustedes y cómo llegaron a tener esa conexión?

Sofi: Yo estaba en la materia de Discurso y Análisis Político y yo un día vi llegar a Bea, quien siempre se sentaba enfrente y le pregunté si quería ser parte de mi equipo. No éramos en ese entonces muy amigas, pero conforme pasaba el tiempo nos dimos cuenta de que teníamos muchos puntos en común. Al finalizar el curso me mandó un mensaje para ser parte de un proyecto de derechos humanos y nos dimos cuenta de que no nos gustaba para nada, pensamos en por qué nos quedamos siempre en lo institucional y Bea es una persona muy mágica con la que muchas personas se identifican y yo tengo una gran suerte de que se haya animado a empezar este proyecto conmigo ya que tiene esa magia, aura e inteligencia que hace que esta narración se dé por sí sola.

Bea: Yo era muy tímida en esa clase pero yo vi en Sofi, quien es sagitario, la representación del fuego, ya que tiene toda esa proactividad, entusiasmo y energía a la hora de hacer las cosas. Pasaban meses y no hablábamos mucho pero nos seguíamos en Twitter, luego pasó lo de los derechos humanos, no nos encantó y entonces desarrollamos esto por la inquietud de sentir que teníamos una idea general de qué queríamos hacer. Lo que ha hecho que siga floreciendo es que antes de que existiera el podcast éramos amigas y la amistad se fortaleció con el mismo, pero creo que el hecho de que seamos las dos y tengamos tantas cosas en común y nos complementemos, eso hace que los episodios sean como una plática con tu mejor amiga.

¿Cuál era su propósito inicial?

Bea:  La verdad ha ido cambiando, en un inicio iba enfocado a un público en general para informar y acompañar, conforme hemos ido avanzando hemos ido aprendiendo mucho, cada episodio que tenemos es un tema distinto y muchas veces tenemos invitadas, entonces ha sido un año de muchos cuestionamientos. También hemos aprendido a ser más exigentes y valientes con lo que compartimos en el podcast, antes nos daba miedo externar ciertas opiniones al informar pero ahora se ha hecho una plataforma donde decimos las cosas como son y ha sido un acompañamiento más personalizado de lo que pensábamos. 

Sofi: La verdad algo que me gusta mucho del podcast es que burdamente no se podría decir nuestro objetivo, pero uno es que se sintieran las marchas porque es el lugar más seguro donde yo me he sentido, donde puedo sacar mi frustración y mi rabia, pero también donde me siento amada y querida por mis hermanas feministas. Queríamos crear ese sentimiento e incomodar con estos temas para que no se queden en el olvido, como el resaltar que las políticas públicas no están bien hechas y no hay indicadores correctos de los feminicidios. Todo eso se comparte en el podcast, pero también está lleno de mucho amor porque las mujeres que han sido parte de este han pasado por mucho en la lucha, y son muchísimos aprendizajes los que nos dejan y por ello es como una marcha.

Imagen: Marcha 8 de marzo en Monterrey

¿Cuál es su definición personal del feminismo?

Sofi: Históricamente hemos sido privadas de lo público y hemos sido oprimidas por el sistema patriarcal que violenta de diversas maneras, entonces para mí el feminismo es saber que no estás sola. El ir acompañada, el saber que tienes a tu manada, el poner la cuerpa en espacios que no están diseñados para nosotras, eso es rebelión, como una jacaranda rebelde, con furia, amor agridulce pero siempre con las mujeres en el centro. 

Bea: El feminismo permite repensar la vida a través de nuestra propia experiencia, lo cual es muy liberador y también lo es hacer las paces con el hecho de que nunca tendremos una realidad absoluta. Por ello es importante buscar el feminismo de todas y comprender que no será el mismo en los distintos ámbitos, abrir la cabeza a una infinidad de posibilidades más y vivir tu vida a través de tu propia experiencia como mujer.

Sin lugar a duda el podcast es un espacio que refleja unión, seguridad, reflexión, concientización y empatía. ¿Cómo han logrado que este sea así?

Sofi: La verdad yo creo que se logró desde que dejamos de tener miedo de hablar acerca de nuestros sentimientos y opiniones, honestamente lo que más me gusta es leer los mensajes que nos mandan, yo nunca me hubiera imaginado que llegaríamos a otros estados e incluso a otros países. El poder saber que hay mujeres que se sienten identificadas hace que todo tenga sentido y siempre va a ser un honor que nos escriban y yo creo que es perder el miedo.

Bea: Eso y que va muy de la mano con lo que ya veníamos diciendo sobre el hecho de que ya éramos amigas y he notado que los episodios donde más nos contactan son aquellos donde estamos Sofi y yo platicando. Todos los episodios son muy valiosos y las invitadas crean un espacio muy bonito, pero también los episodios donde solo somos nosotras dos y simplemente hablamos de todos nuestros miedos, experiencias y demás son aquellos donde las mujeres se sienten identificadas. Entonces, nace de perder ese miedo y es algo muy genuino.

Recuerdo que cuando empezamos Jacarandas se habló de la flor que se relaciona con algo sensible y pensamos en Rebeldes por toda esa parte de la exigencia. Teníamos presente la rebeldía pero sin dejar de lado la vulnerabilidad, el perder el miedo a ser abiertamente vulnerables creo que ha hecho que sea un espacio bonito y seguro para las mujeres que nos contactan. 

¿Tienen alguna filosofía de vida o mensaje final que les gustaría dejar a otrxs?

Sofi: “No hagas algo que te quite tu paz”, yo lo relaciono mucho con mi ética y mi pasión ya que personalmente a mí me quita la paz estar sentada y no hacer nada. Creo que en el proceso de realizar un proyecto te encuentras con personas fascinantes que te enseñan bastante, simplemente pienso que si hay algo que no te hace sentir en paz sal de ahí y rebélate, porque en el camino siempre te vas a encontrar a alguien.

Bea: Me tatué un corazón como recordatorio de hacer todo con amor y por amor ya sea conmigo, con otras personas o con mis proyectos. Hay una frase que dice “que se haga justicia y no costumbre”, y esto es cierto ya que no hay que normalizar injusticias y permitir que eso sea una normalidad. Cohabitamos en este mundo y no existe por nosotrxs como raza humana, es importante que leamos a feministas indígenas que tienen esta cosmovisión del mundo y de la naturaleza, ya que podemos aprender mucho de ellas.

IMAGEN: Marcha 8 de marzo en Monterrey

Sigue a Jacarandas Rebeldes en:

Instagram: @jacarandasrebeldes.mx

Facebook: Jacarandas Rebeldes Podcast

Twitter: @JacasRebeldes

Comparte en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp