Independentista y periodista: el sueño de libertad de Leona Vicario

Nacida el 10 de abril de 1789, Leona Vicario tuvo un papel importante durante la Independencia de México

Por: María Teresa Alcalá 

Aunque al hablarse de la Independencia de México se suele pensar en Miguel Hidalgo y José María Morelos, otro personaje indispensable para la independencia obtenida por México es María de la Luz Leona Camila Vicario Fernández de San Salvador, popularmente conocida como Leona Vicario.

Nació el 10 de abril de 1789 (aries) en el centro de una familia criolla y privilegiada. Leona perdió a sus padres, Gaspar Vicario, comerciante español, y Camila Fernández de San Salvador, descendiente directa de Ixtlilxochitl II, a los 18 años, quedando así bajo la custodia y cuidado de su tío Agustín Pomposo Fernández de San Salvador, quien se oponía al movimiento independentista. 

Leona, como mujer perteneciente a un nivel privilegiado de la época, tuvo acceso a una educación que no era la norma para todas las mujeres. Desde su posición acomodada, decidió emplear su sabiduría, educación y recursos para la lucha de independencia. 

En 1810 y con 21 años de edad, Leona se convirtió en partícipe de la guerra de Independencia, e incluso utilizo sus propios recursos económicos para la misma.

Leona Vicario y Los Guadalupes

Desde 1810, año oficial del inicio de la Guerra de Independencia, Leona Vicario se involucró en la red secreta llamada Los Guadalupes. Este fue un organismo de inteligencia de individuos pertenecientes a la sociedad virreinal, dedicado a comunicarse clandestinamente con Miguel Hidalgo y José María Morelos. Los insurgentes que pertenecían a Los Guadalupes tenían acceso a datos que otros independentistas no; y así, podían difundir información sobre las estrategias de los españoles contra los insurgentes. 

Como integrante de Los Guadalupes, Leona Vicario, además de compartir información clave, proporcionó recursos económicos, bienes y refugio para independentistas cuando fue necesario.

En 1813 inició su colaboración con periódicos insurgentes, publicando y compartiendo información sobre la lucha independentista en diarios como el Semanario Patriótico Americano, El Ilustrador Americano y posteriormente en El Federalista.

El rol de Leona fue notable en los medios de aquella época, pues incluso tuvo la iniciativa de proporcionar a los insurgentes con una imprenta, para así informar a toda la población sobre el movimiento independista. 

Vicario es popularmente denominada como “la primera periodista de México”. Sin embargo, de acuerdo a la historiadora Bertha Hernández, antes de Leona hubo múltiples otras mujeres que ejercían el periodismo, pero cuyos nombres no son conocidos. Por lo cual, Leona Vicario es la primera periodista reconocida, aunque persiste la cuestión de si ella fue realmente la primera.

Símbolo de libertad para las mujeres

La personalidad libre de Vicario la acompañó hasta su muerte. Otro hito conocido de la independentista es su respuesta ante la acusación realizada por Lucas Alamán, entonces ministro de Relaciones Interiores y Exteriores, quien la acusaba de haberse sumado a la lucha insurgente únicamente por amor a su esposo, Andrés Quintana Roo.

Alamán calificó la participación de Leona en la independencia de “heroísmo romanesco”, considerando que esta había tenido presencia en la lucha por la libertad únicamente por seguir a Quintana Roo.

A esto, Leona publicó su respuesta en el diario El Federalista, donde afirmó que sus acciones habían sido autónomas, al igual que sus posturas políticas. 

“[…][M]is acciones y opiniones han sido siempre muy libres, nadie ha influido absolutamente en ellas, y en este punto he obrado siempre con total independencia, y sin atender a las opiniones que han tenido las personas que he estimado. Me persuado que así serán todas las mujeres, exceptuando a las muy estúpidas, o a las que por efecto de su educación hayan contraído un hábito servil. De ambas clases también hay muchísimos hombres”.

Leona Vicario y su rol en el movimiento independentista mexicano ejemplifican una vida de libertad para las mujeres, especialmente en una época donde esta era raramente vista, por no decir, inexistente.

Comparte en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp