Hide your love

Una canción puede recordarnos momentos, pensamientos y lugares. Hide, de Rainbow Kitten Surprise, parece hacer lo mismo para la comunidad LGBT

Por: Rita Gutiérrez | @AUTHORITARIAN 

Hay canciones que uno adhiere a momentos importantes en su vida. En mi caso, cuando pienso en la experiencia que es “salir del clóset” (ya sea con uno mismo o con los demás) pienso en “Hide”, una canción escrita por el vocalista de la banda de rock alternativo Rainbow Kitten Surprise. La escribió cuando cayó en cuenta que él era gay. Fue en el 2018 cuando me obsesioné tanto con la canción como con su video musical por la manera que me sentía representada en ellos:

I got some radio wires soldered to my heart
You're the only thing that's coming in
I'm getting static from my better sense
Nothing on the FM

La primera vez que caí en cuenta que había una posibilidad real de que me gustara alguien de mi mismo género mi primer instinto fue pensar que era un error. Fue tan solo un pensamiento pero el momento en que cruzó mi mente sentí una tensión tan grande en todo mi cuerpo como si lo hubiera gritado desde el techo de mi casa. El haberlo pensado lo hacía real para mí, eso era suficientemente malo. Y esa realidad cayó encima como una pared de ladrillos; aturdiéndome, sofocándome. En ese momento a mi yo de 15 años, a punto de entrar a preparatoria, le era obvio que nadie con sentido común eligiría ser así y, por lo tanto, no entendía porqué me estaba pasando. 

I've got a Radio Heart and you're the only thing that's coming in
Static from my better sense
Stagnant on my betterment
I'm praying for signal or a sign that you haven't sent
Running from a place where they don't make people like me
I keep the car running
I keep my bags packed
I don't wanna leave, just don't wanna leave last

Día sí, día no, me agobiaba el pensamiento de que si yo llegara a salir con una mujer, me haría formar parte de ese grupo de personas de los que yo había visto a adultos burlarse a sus espaldas por tratar de formar parte de la vida pública en pareja. Aquellas cuyas muestras de afecto, tan comunes en otros, provocarían asco o rabia. La preocupación no era tanto causarle esas emociones a desconocidos, aunque sigue siendo una forma de violencia muy real, a esa edad lo que más me preocupaba era causarle asco a las personas que yo quería y que quería pensar me querían de regreso. 

Entonces, no gustarle a nadie y que nadie me gustara a mí se volvió la manera más sencilla de evitar el tema. El ser bisexual significa que no necesariamente mi primera relación tenía que ser alguien del mismo género pero su mera posibilidad era demasiado para mí, me superaba completamente. 

Mi intención era hacerme tan pequeña al punto que no importaba lo obvio que fuera el cariño que yo sentía por alguien más, nadie lo podría ver más que yo. 

Por muchas razones, esa intención nunca se dio. Principalmente porque tuve la suerte de conocer a personas que me ayudaron a sentirme cómoda y a crecer en vez de achicarme. Sufrí mucho esa etapa inicial de aceptar mi sexualidad sí, pero mis planes de mantenerme al margen se vieron truncados por el hecho de que me vi rodeada de gente que me mostró tanto cariño que me fue imposible pensar que se alejarían de mí. Sin darse cuenta, mis compañeros y algunos profesores me reafirmaron que no había nada malo con ese aspecto de mí. 

Una de las razones por las que me gusta tanto esta canción es porque si uno no le presta mucha atención a la letra, debido al tono del acompañamiento musical, uno hasta podría pensar que es una canción alegre. Aún más si ves el video musical. Y eso lo entiendo, por más que me doliera afrontar mi sexualidad fue necesario pasar por ese proceso para llegar a formarme en quién soy en la actualidad. Ahora hasta puedo hablar de esa época horrible con un poco de cariño. 

Eventualmente tuve mi primera relación con alguien del mismo género en mi último semestre de preparatoria y fue lo más normal del mundo, nunca tuve que dar explicaciones y simplemente la invitaba a reuniones y eventos con mis amigos sin tener que hacer más que presentarla. La aceptaban por lo que era, sin más. Pero dejemos algo en claro, esto no era sabido aún por mi familia inmediata. 

And he's a better kisser than you'd think, Mom
He's a better listener than most 
We took pretty pictures by the sea, Mom
Fell in love and sailed off
And when the Son of Man had me in his clutches
The Son of Man had me in his clutches 
The Son of Man had me in his clutches
The sons of men pulled me to the touch and I loved it     

Como mencioné anteriormente, yo estaba obsesionada con la canción. Un día sin pensarlo la escuché con mi hermana quien, tras escuchar ese verso, preguntó: ¿es gay? Se refería al cantante. Yo torpemente inventé otra explicación para la canción, mientras buscaba descifrar desesperadamente qué significaba la expresión en el rostro de mi hermana. Si se veía disgustada, extrañada, lo que sea. Mis hermanos son hasta la fecha unas de las personas que más quiero en el mundo, obviamente su opinión me importaba. Siempre me imaginaba cómo les contaría, cómo se lo tomarían. 

Desafortunadamente, yo no pude elegir cuándo decirles directamente. Un día al regresar de la universidad mis padres me reunieron en la sala porque al parecer alguien le había dicho a mi mamá que yo era lesbiana. Algo que es incorrecto, pero, en vez de dejarlo en que yo no era lesbiana decidí que tendría que ser totalmente honesta en ese momento.

I hate you more than I miss you
That's not true, I'd hate to miss you 
Anywhere I go anywhere you've been before
I get the chance to say goodbye
Or hello I mean 
You don't call  
You don't write  
You know I've been up for forty days and forty nights and all my fears have multiplied 
By the silence in your eyes 

Afortunadamente se lo tomaron bien, dentro de lo que cabe. Hubo algo de sorpresa y confusión, yo entiendo que era mucho que procesar. Lo que más me acuerdo es el miedo que sentí cuando les tomó unos segundos reaccionar a la noticia de que yo era bisexual. No sé cuánto tiempo les tomó decir algo pero yo ya me imaginaba toda una vida siendo completamente alienada de ellos. Me sentía esa drag queen del video musical en la entrada de la casa de su padrastro. Ya no tenía que imaginarme lo que pasó por su mente cuando tomó la decisión de plantarse en esa casa porque ahí estaba yo plantándome ante mis padres. 

Better Hide your love, Hide your love
Don't let it slip away, don't let it slip away
You better Hide your love 
Hide your love 
Don't let it slip away  
Don't let it slip away 
You better Hide your love 
Say Hide your love 
Now now Hide your love 
Hide your love 

No voy a pretender que el mundo entero es un espacio seguro para todas las personas que forman parte del colectivo LGBT+, ni mucho menos fomentar que salgan del clóset con su familia inmediata y amistades si no sienten que es seguro hacerlo. Ahora que han pasado los años creo que mi experiencia, dentro de lo que cabe, es de las menos dolorosas que he escuchado dentro de mis amistades en el colectivo. Tengo el privilegio de no ser “visiblemente” parte del colectivo LGBT+ y tengo el privilegio de tener una red de apoyo que siempre me mostró cariño sin ningún tipo de rechazo. Eso no se puede decir para muchos. Lo único que quisiera dejar en claro es que es posible tener espacios seguros y que nadie del colectivo es inherentemente superior por estar “fuera” del clóset. Es normal que duela este proceso, pero no dura para siempre. Cada que escucho esta canción pienso en mi yo de 15 años, y nomás le digo que aguante, un ratito más. 

Comparte en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp