Blockchains para principiantes

Conoce los básicos de los Blockchains, su relevancia actual y cómo puede que estés dentro de ellos

Por: Rolando Mata

Probablemente la mayoría de nosotros hemos escuchado los términos Bitcoin, Dogecoin, Criptomonedas o NFT. Todos estos conceptos funcionan con base en una tecnología llamada blockchain, que además de las aplicaciones mencionadas, puede aplicarse en casi cualquier ámbito que nos imaginemos. Algunas de las blockchains más populares son las de Bitcoin, Ethereum y Ripple.

¿Qué es una Blockchain?

Es una estructura de datos que, si lo traducimos literalmente al español, podemos decir que es una “cadena de bloques”. Esta cadena de bloques funciona como una base de datos descentralizada. 

El término “descentralizada” hace referencia a que cualquier persona en el mundo que conecte su computadora a una red de blockchain estará “ejecutando” activamente la base de datos real, en tiempo real. Caso diferente a las bases de datos convencionales, en donde toda la información se alberga en un conjunto específico de servidores y únicamente estos contienen la base de datos, dejando la información de manera centralizada. 

El hecho de que lo que se conoce como blockchain funcione como una red descentralizada aumenta el nivel de seguridad de la misma red, razón por la cual se considera que es un sistema prácticamente a prueba de hacking. Pues para poder alterar la cadena de bloques se necesitaría tener control de más del 50% de la misma y, francamente, eso es prácticamente imposible. Debido a que se requeriría una enorme cantidad de energía, lo cual elevaría el precio de manera considerable.

¿Cómo funcionan?

Una vez que una computadora se conecta a alguna blockchain, se le asignan algoritmos complejos para minar las estructuras de datos que están en forma de bloques, una vez que alguien mina exitosamente un bloque se le recompensa con criptomonedas. Además, ese bloque minado pasa a ser parte de la blockchain

Cada bloque posee tres elementos: 1) la información contenida en el mismo; 2) la información del bloque anterior; y 3) la información del bloque siguiente. Estos tres elementos se guardan cada uno de manera encriptada, y una vez que se encripta la información se genera algo llamado Hash, lo cual es un equivalente a un ID de cada bloque. De esta manera, si alguien intentara modificar la información contenida en un bloque, el bloque anterior y el bloque siguiente detectaran que la nueva información ya no coincide con la que tenían almacenada originalmente. Es por esto que la única manera de manipular la red sería siendo dueño de más de la mitad de la misma. He aquí una de las razones por las cuales a las blockchains se les considera casi impenetrables.

¿En dónde se usan?

Actualmente, las aplicaciones más populares de este tipo de tecnología van relacionadas al ámbito de las criptomonedas y los NFT. Sin embargo, hay muchas otras maneras de usar blockchains en situaciones prácticas de la vida real, tal es el caso de los smart contracts [contratos inteligentes] que básicamente son programas que se almacenan generalmente en la blockchain de Ethereum y que se ejecutan una vez que se cumplan ciertas condiciones establecidas en el contrato. 

Algunas instituciones educativas como el Tec de Monterrey, la Universidad de Nicosia, la Universidad Carlos III de Madrid, entre otras, toman provecho de las ventajas ofrecidas con esta tecnología para emitir certificados verificables e inmutables con el fin de reducir los fraudes en títulos profesionales o certificados educativos de cualquier nivel.

Recientemente Spotify adquirió una compañía llamada Mediachain que utiliza contratos inteligentes para que los trámites legales sean más transparentes, los artistas puedan obtener más regalías y ayude a reducir la piratería en el mundo de la música. 

Otra posible aplicación es el mercado de bienes raíces, como el caso de Propy, una plataforma que utiliza un sistema de registro descentralizado en donde puedes adquirir propiedades usando criptomonedas, que a la vez añade el sentido de transparencia que ofrecen los contratos inteligentes. 

Desventajas

Si bien las blockchains nos ofrecen muchas ventajas, el principal problema que enfrentan es que actualmente la manera en la que trabajan resulta ineficiente, pues en la parte de la minería solamente se recompensa a una computadora (que es la que mina en primera instancia el bloque) y el esfuerzo y energía gastada por todos los demás nodos basicamente es tirado a la basura. Asimismo, actualmente hay granjas enormes de minería que gastan demasiada electricidad que no es generada de manera limpia, ya que el daño ambiental que ocasionan es bastante considerable.

Y por último está la complejidad y lo abstracto de esta tecnología, que resultan en que muchas personas prefieran no adentrarse en ella. El comprender completamente el funcionamiento de las blockchains y que el usuario se sienta seguro usandolas es algo que conlleva trabajo y tiempo. Por lo cual, la aceptación social de esta tecnología tardará algunos años más en llegar, (si es que eventualmente sucede). 

Comparte en:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp